Revolución o Guerra n°5

(Febrero 2016)

Aviso : No pudimos hacer verificar los artículos de este numero de la revista en español por compañeros de idioma castellano lo cual puede dificultar su lectura y, peor aún, provocar errores políticas. En tal caso, llamamos nuestros lectores a que se refieren a las versiones inglesa y francesa.

InicioVersión para imprimir de este documento Versión imprimir

Asamblea General del PCint-Battaglia comunista : Hacia una mayor unidad y centralización internacional de la TCI

Reproducimos el artículo Vita di Partito – que traducimos del italiano – de Battaglia Comunista (n°1, enero 2016) que presenta la asamblea general del Partito Comunista Internazionalista (grupo italiano de la Tendencia Comunista Internacionalista) que acaba de celebrarse. A continuación, presentamos una corta toma de postura por nuestra parte.

Vida del Partido (Battaglia Comunista).

Al inicio de diciembre, se ha celebrado la Asamblea General de los militantes del PCInt. Fueron discutidos varios temas de discusión durante los dos días.

El primer día se dedicó esencialmente a cuestiones técnico-organizacionales. La organización de un grupo de traductores de varios idiomas hacia el italiano y el informe de nuestros delegados al buró central de la Tendencia Comunista Internazionalista devolvieron la imagen de una organización internacional que está consolidándose por medio de un proceso de maduración y de confrontación con elementos quienes están acercándose desde poco (ver los compañeros internacionalistas de Grecía) y de un número creciente de artículos y textos de alta cualidad que provienen de diferentes secciones nacionales y que merecen ser traducidos sea para circular en interno, sobre el sitio, o en la prensa periódica.

En cambio, y desgradaciamente, tuvimos que destacar las dificultades económicas crecientes que encuentra nuestra prensa, en particular Battaglia Comunista, la cual deberá ser reorganizada para enfrentar las nuevas exigencias de la propaganda en un periodo dominado por los nuevos medios de comunicación y un nuevo comportamiento, sobre todo por las nuevas generaciones, con respecto al papel impreso.

Se prestó una gran atención al proceso de formación política, en particular de los nuevos camaradas que se acercan de nosotros y que necesitan posiciones de base serias. Por eso, se decidió que la referencia fundamental de la formación política para 2016 que se desarrollará con reuniones bi-semanales, será el libro Contro venti e maree [Contra vientos y mareas] publicado por los 70 años del partido.

El secundo día se enfocó principalmente sobre las cuestiones políticas de la fase actual de la crisis y el inicio de un trabajo sobre el tema del “leninismo hoy en día”.

Con respecto a la crisis, la supuesta reanudación y la guerra, se subrayó como la guerra en curso es de hecho una pequeña guerra mundial dirigida en apariencia contra ISIS [el Estado Islámico] pero en la cual, en realidad, los gángsters imperialistas se alinean los unos contra los otros en una dinámica en la cual se esboza lo que, en un futuro más o menos próximo, podría volverse dos polos imperialistas opuestos : por un lado China, Rusia, Irán y por otro los Estados-Unidos, los Emiratos Árabes, Japón y una parte de Europa (que también depende de Rusia por su energía). Las relaciones y las dinámicas son extremamente complejas. Sin embargo, la guerra se confirma como la respuesta extrema del capital a sus crisis que solo logra superar al precio de destrucciones y devaluaciones masivas de capital constante y variable. La mera reanudación que parece desarrollarse en Estados-Unidos es una de sus demostraciones : se habla de un aumento del PIB de 2.5%, cifra que hubiera sido risible hace 20 años. ¿ Pero sobre todo a qué precio ? Una baja intensa de los salarios, millares de bancarrotas, concentraciones, fusiones ; enorme alza de la deuda pública y privada ; importancia creciente del capital especulativo y financiero en relación al invertido en la producción. Por fin, esta pequeña reanudación que va a aliviar ligeramente la crisis más grave del capitalismo desde 1929, se basa sobre la deuda, los bajos salarios, la devaluación de capitales y preparará nuevas políticas atacando siempre más duro la fuerza de trabajo mientras los vientos de la guerra se reforzarán. En este contexto, el trabajo de una pequeña minoridad revolucionaria como la nuestra es y queda vital : mantener vivo el programa y la perspectiva de la alternativa socialista a este modo de producción tomado en la espiral de una crisis profunda y violenta.

Un nuevo año de militantismo internacionalista se abre. Cada uno de nosotros está llamado a cumplir su tarea para el ideal común.

Battaglia Comunista, 16 de enero 2016/ (traducido por nosotros)

Saludo fraternal y apoyo político al PCInt y a la TCI

Para cualquier grupo político que defiende la necesidad de las organizaciones políticas del proletariado y luchando para la constitución de sus vanguardias políticas en partido, la celebración de congresos, conferencias o reuniones generales de los demás grupos comunistas son momentos importantes sobre los cuales deben reflexionar y pronunciarse. El balance que nos presenta Battaglia Comunista (BC) de su asamblea general de diciembre es bastante rápido. Esta reunión parece haber sido también la oportunidad para desarrollar de manera más precisa análisis y orientaciones políticas para el periodo presente.

Un reforzamiento de la unidad y centralización internacional

Al leer el balance que se nos presenta, podemos saludar el paso adelante hacia la unidad y la centralización internacional de la TCI que esta reunión pudo realizar. Le damos aún más importancia que, como nuestros simpatizantes y lectores habituales lo saben, tenemos una divergencia importante con la TCI sobre el método de formación de grupos a nivel internacional y, finalmente, del partido internacional. Fieles a las enseñanzas y a la tradición de la Internacional Comunista y de la “Izquierda Italiana”, nos acordamos para defender la necesidad de la centralización internacional del partido acerca de un programa único. En cambio, diferimos sobre el camino por seguir. A grandes rasgos, la TCI piensa – esperamos no traicionar el pensamiento de los compañeros – que el proceso llevando al futuro partido debe definirse a partir de experiencias organizacionales “nacionales” habiendo desarrollado una cierta experiencia y cierto enraizamiento en la clase obrera. Para la TCI, cabe evitar cualquier centralización artificial y prematura al riesgo de bloquear el proceso de desarrollo y de crecimiento de cada grupo local. Por nuestra parte, retomamos la posición desarrollada por la corriente bordiguista (PCInt-Programa Comunista) y por la CCI “histórica” que, ambos, defienden que cualquier grupo comunista debe constituirse de entrada como un grupo internacional, a nivel internacional, cualquiera sea su realidad inmediata y tan limitada y local sea. La construcción de la organización toma entonces un camino un poco diferente en particular a nivel de la centralización de cada grupo. Si los segundos intentan adoptar de entrada un modo de funcionamiento internacional centralizado sobre la base de un programa único válido para todas las “secciones” o núcleos territoriales, la TCI adopta una menor centralización en el funcionamiento dejando una mayor autonomía a los grupos “nacionales” y una mayor libertad en cuanto a sus posiciones y experiencias políticas.

Por lo tanto, desde nuestro punto de vista, saludamos y animamos cada paso adelante, como durante esta reunión, que la TCI realiza hacia una mayor centralización y unidad internacional – e incluso si no los considera en los mismos términos que nosotros.

Notamos también las dificultades económicas del periódico Battaglia Comunista a causa de las nuevas técnicas que acompañan el desarrollo de Internet. Para nosotros, más allá de la baja de lectores “pagando” y de los cambios de costumbre de las nuevas generaciones, esas dificultades son también y sobre todo el producto de la utilización ideológica burguesa de las nuevas tecnologías para reforzar como jamás a la vez el control estatal sobre los sectores de la sociedad y el culto mistificador del individualismo [1].

Finalmente, apoyamos la decisión de utilizar el libro Contro venti e maree (Contra vientos y mareas) como una referencia para los simpatizantes y militantes jóvenes de BC. Este libro, desgradaciamente únicamente en italiano hasta la fecha, reagrupa lo esencial de los textos y resoluciones del PCInt a lo largo de su historia desde 1943. En este sentido, constituye el “corpus teórico y político” de la corriente llamada “damenista” y debería servir como una de las principales referencias no solamente para los simpatizantes y militantes de la TCI pero también para el conjunto del campo proletario, de las organizaciones y militantes que lo constituyen. Invitamos todos los compañeros y lectores que pueden leer el italiano a que se lo procuren y lo conozcan. Se trata de una verdadera arma para el combate de clase.

El análisis de la situación por la TCI

Los análisis de la situación que los compañeros nos presentan, nos interesan por dos razones. Primero en sí ya que trazan orientaciones políticas que responden a las interrogaciones con las cuales se enfrenta cualquier obrero “consciente” y aún más cualquier organización revolucionaria. Pero también para nuestro grupo en la medida en que estamos en pleno debate contradictorio sobre el análisis de la evolución de las rivalidades imperialistas y sobre la validez del concepto de curso histórico. Remitimos nuestros lectores al artículo en este número [en francés e inglés únicamente] sobre las rivalidades imperialistas que defiende una posición diferente y que podemos resumir como correspondiendo con el método de comprensión de la CCI histórica mientras otros compañeros en nuestras filas defienden el análisis avanzado por la TCI.

Por lo tanto, no deja de ser cierto que estamos todos de acuerdo para compartir la denuncia de la guerra imperialista como « respuesta extrema del capital a sus crisis », el vínculo que BC establece entre la agravación terrible del callejón sin salida económico y las guerras actuales, y la denuncia de la supuesta reanudación económica americana.

Para nosotros, las posiciones políticas de la TCI, que las compartamos o no, son una referencia constante que anima nuestras discusiones y nuestro proceso de clarificación política. Debería ser lo mismo para cualquier grupo o militante del campo proletario e incluso del medio revolucionario. En todo caso, he aquí una razón adicional para llamar la atención de nuestros simpatizantes y lectores sobre el significado político de esta Asamblea General del PCInt y sobre sus posiciones políticas.

Le GIIC, Enero 2016

Inicio


Notas:

[1. Remitimos el lector a Démocratie bourgeoise, Internet et la soi-disant égalité des individus en Révolution ou Guerre #3 o Bourgeois Democracy, Internet... and the So-called Individuals’ Equality in Revolution or War #3. No pudimos traducir este artículo al español.