Revolución o Guerra N° 2

(Septiembre de 2014)

PDF - 1.5 MB

InicioVersión para imprimir de este documento Versión imprimir

Ucrania, el callejón sin salida del nacionalismo

A continuación reproducimos la toma de posición que el GIIC publicamos en nuestro sitio web desde el inicio de la guerra en Ucrania, la cual introducía la reproducción del artículo de la TCI: "Ucrania, el callejón sin salida del nacionalismo".


El conflicto entre las facciones pro-rusa y pro-europea de la burguesía ucrania es un callejón sin salida y una trampa terrible para los obreros que se dejan arrastrar en nombre de la lucha contra la corrupción y la dictadura. La mistificación democrática sirve para ocultar las rivalidades imperialistas que oponen principalmente Rusia y Alemania, la cual reúne a su alrededor a la Unión Europea. Ucrania se ha vuelto a su vez objeto de una lucha feroz entre las principales potencias imperialistas. Esas potencias no vacilarán en provocar y alimentar una guerra ’civil’ para defender sus intereses.

Pero la mistificación democrática sirve aún más, y sobre todo, para intentar alistar a los trabajadores en un conflicto en donde tienen todo que perder. Hoy no deben aportar ningún apoyo a un campo contra el otro como lo escriben los compañeros de la Tendencia Comunista Internacionalista. Pero esto no bastará para escapar a la trampa; tampoco para detener a las matanzas que ya han empezado. Y aún menos a la masacre más sangrienta que amenaza suceder. Como lo dicen nuestros compañeros, es reagrupándose en sus puestos de trabajo, defendiendo sus condiciones de vida y luchando contra la explotación capitalista, o sea entablando la lucha contra las fuerzas políticas burguesas y contra el Estado, sea ’dictatorial’ o ’democrático’, pro-ruso o por-europeo, que los obreros pueden salirse de la trampa que se les presenta.

¿ Que vía pueden seguir los trabajadores de Ucrania ? La misma que tomaron, hace poco, sus hermanos de clase de Bosnia y de la ex-Yugoslavia, quienes habían sufrido también del sentimiento de impotencia dramática ante las masacres sangrientas provocadas por la guerra nacionalista yugoslava de los años 1990. Hoy, vuelven a alzar la cabeza y ¡ luchan, todos juntos más allá de las nacionalidades, como una sola clase unida, contra la explotación y la miseria capitalista, ante las estragos de la crisis y contra los gobiernos ’democráticos’ y nacionalistas ! ¡ Esa es la única vía !

GIIC, 23 de febrero de 2014.

(Publicado en http://igcl.org : 9 de septiembre de 2014)

Inicio