Revolución o Guerra n°4

(Septiembre 2015)

PDF - 902.4 KB
Aviso : No pudimos hacer verificar los artículos de este numéro de la revista en español por compañeros de idioma castellano lo cual puede dificultar su lectura y, peor aún, provocar errores políticas. En tal caso, llamamos nuestros lectores a que se refieren a las versiones inglesa y francesa.

InicioVersión para imprimir de este documento Versión imprimir

Países “ emergentes ” y “ BRICS ”, los llamados salvadores de la economía mundial se hunden...

En este mes de Agosto, el callejón sin salida del capitalismo mundial muestra signos de agravación que no podemos pasar por silencio a causa de sus consecuencias económicas, políticas e imperialistas. Hoy mismo, la prensa anuncia que China devalúa su moneda para hacer frente al derrumbe de sus exportaciones después la caída del sector inmobiliario y de la bolsa de Shanghai y que el PIB de Rusia cayó de 4,6% en el último trimestre mientras la inflación explotaba (18%). Los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y África del Sur) ya no hacen ilusión : el PIB de Brasil retroceda desde 2013 provocando dificultades crecientes en América Latina. Mientras tanto, Europa y Estados Unidos intentan retrasar al máximo los efectos de su endeudamiento colosal. La primera es incapaz de resolver la crisis de los deudas llamadas “soberanas”, los segundos han doblado su endeudamiento publico y privado desde 2007.

El callejón sin salida es obvio mientras los expedientes utilizados desde la crisis de los subprimes, generalización de la miseria y sobre-explotación de la fuerza de trabajo, de la clase obrera, por una parte y por otra el endeudamiento internacional total que ha pasado de 267% del PIB mundial en 2007 a 286% en 2014, no logran – no lo pueden por las meras leyes del capitalismo – resolver la crisis económica.

Consecuencias inmediatas : la decisión de China, devaluación del Yuan (Reminbi), significa una reactivación de la guerra de las monedas, la exacerbación de la competencia económica internacional y tendencias imperialistas mayores ; para el proletariado internacional, un redoblamiento inevitable de la miseria y de la explotación sobre el altar de la competencia económica y de las rivalidades y guerras imperialistas. Estos últimos acontecimientos no hacen sino confirmar que no existe ninguna solución económica a la crisis del capitalismo salvo la 3a Guerra mundial o la lucha de clase la más poderosa y definitiva contra las consecuencias del capitalismo llevando finalmente a su destrucción y su sustitución por el comunismo.

GIIC, 11 de Agosto 2015.

Inicio