Revolución o Guerra n°4

(Septiembre 2015)

PDF - 902.4 KB
Aviso : No pudimos hacer verificar los artículos de este numéro de la revista en español por compañeros de idioma castellano lo cual puede dificultar su lectura y, peor aún, provocar errores políticas. En tal caso, llamamos nuestros lectores a que se refieren a las versiones inglesa y francesa.

InicioVersión para imprimir de este documento Versión imprimir

Pale Blue Jade (Turquía) : ¿ último engendro de la CCI oportunista ?

He aquí la respuesta que hemos enviado a los ex-miembros de la CCI en Turquía después sur dimisión de esta organización. El lector puede leer su documento en inglés en su blog : Our departure from the ICC (http://palebluejadal.tumblr.com/). Entretanto, y después el envio de nuestra toma de posición como es costumbre en este tipo de situación – hasta la fecha y según nuestro conocimiento, ninguno grupo ha realmente tomado posición sobre Pale Blue Jadal y sus escritos –, los camarades nos han repondido que no tenían « níngun interes, tampoco ganas de mantener cualquier contacto con [nuestro] grupo y [que considerarán] cualquier envio de mail o voluntad de contacto de aquí en adelante como siendo acoso » (2 de agosto 2015). ¿ Acosados ? ¡ Probecitos ! ¿ Porqué no nos acusan directamente de intento de progromo como lo aprendieron en la CCI ? ¡ Qué revolucionarios ! He aquí una actitud práctica, concreta, en los hechos, que parece directamente dictada por las tesis de la CCI sobre el parasitismo que los camaradas, sin embargo, proclaman en todas partes rechazar. Ignorar por “principio” la realidad del campo proletario, los grupos que lo conforman – que nos gusten o no – y las posiciones desarrolladas en este no puede conducir a plazo que a contradicciones insuperables proprio de la especulación idealista criticado por el marxismo : « la crítica, que se toma libertades con su objeto, grita a la historia: ¡Así, y no de otra manera, debes haber pasado! » (Engels, la Sagrada familia, cap. 2). Para los camarades turcos, desgradaciamente, se puede temer que el plazo de su experiencia sea rápido. Además de su actitud sectaria producida or la teoria del parasitismo que bien incorporaron, digan lo que digan, la lectura de su “ road map ” [su plan de trabajo] parece indicar que quieren alejarse rápidamente de la tradición y método de la Izquierda comunista siempre y cuando las hayan realmente visto de pasada en la CCI de hoy.

Son libres de no leernos pero somos libres de enviarles nuestras tomas de posición en funcción de nuestro análisis de su evoluciùon política y con la esperanza, que nunca abandonamos completamente, que puedan ser convencidos por nuestros argumentos y más ampliamente por la tradición y el método de la Izquierda comunista. Son libres de llevar a la práctica, de hecho, la teoría del parasitismo. Nosotros somos libres de combatirla, también, en nuestra práctica. Definitivamente ¡ cuantos daños la CCI de “ los liquidadores ” hará causado entre las nuevas generaciones que ha podido contaminar ! Al lado de las numerosas dimisiones en silencio y a escondidas en todas partes, la liquidación de la sección en Turquía y las perspectivas de su documento inicial al cual respondemos aquí, es su última expresión pública.

GIIC, Agosto 2015

Carta abierta a Pale Blue Jade (ex-sección de la CCI en Turquía).

Es de nuestro deber como grupo político haciendo parte de la tradiciùon de la Izquierda comunista de tomar nota en un primer tiempo de vuestro texto que cuenta su historial en la CCI. Lo hemos discutido también colectivamente en nuestro grupo y llegamos a establecer una apreciación política crítica de vuestra trayectoria que se quiere, esperamos, aún fraternal. Esta actitud se basa sobre un principio importante de la tradición de la Izquierda comunista, o sea la importancia del debate y de la discusión internacional de los grupos de la Izquierda concebido como un momento del proceso encarnizado y cotidiano de la formación del partido de clase.

Ante todo, hemos apreciado la claridad así como la rectitud de unas de vuestras observaciones sobre la caida oportunista de la CCI. Habeis criticado muy correctamente « la cultura del “acuerdo sobre todo” en la organización, la idea que expresar indignación ante lo que se había hecho a esta camarada, era una medida de cuanto revolucionario es un militante, el análisis del progromismo sobre el asunto preciso de este incidente y el hecho que la discusión giraba acerca de personalidades. Por lo tanto hemos enfocado sobre el carácter político de la crisis actual en lugar de una crisis moral [1] » [2]. No decíamos otra cosa cuando afirmabamos : « Al contrario de la CCI liquidacionista, nos reclamamos de una tradición, de la tradición de la Izquierda comunista, cuya concepción del militantismo no se basa sobre conceptos abstractos y confusos del punto de vista de clase como la moral y los valores, sino sobre un programa político claro que sintetiza la experiencia de más de una centena de años del movimiento obrero » [3]. Siempre hemos criticado con fuerza las ideologías psicologizantes avanzadas por el liderazgo del CCI como siendo oportunistas y ajenas a la Izquierda comunista. Este tipo de ideologías participan a desarrollar en el seno de la organización un ambiante de terror y de suspicías generalizadas que explica lo que habeis vivido : « que una cultura en la cual todo el mundo este de acuerdo sobre todas las cuestiones haya emergido en la organización y que las discusiones se han vuelto poco profundas (…), mientras la cultura del todo el mundo está de acuerdo ha sido criticada de un lado al otro durante el Congreso, sus efectos han continuado a continuación : es solamente los camaradas con quienes la mayoridad está de acuerdo que han cambiado. La nueva tendencia dominante parecía verdaderamente querer debatir ». Habeis vosotros mismos constado este climate de terror y de desmoralización política cuando decís que « el mayor problema de la CCI radica en que las orientaciones determinadas por los órganos decisorios de la organización son ampliamente, y esto últimamente más aún, aprobados de manera constante por casí todos los camaradas y esto está visto como normal ».

Otro punto con el cual estamos de acuerdo es la cuestión de la teoría del parasitismo político. Afirmais : « la sección turca iba a volverse la sección la más crítica de la CCI. El ejemplo más importante es el hecho que la sección de Turquía era la única sección que ha rechazado las detestables tesis sobre el parasitismo de la CCI ». Está bien pero no sabemos sobre que vosotros os basais para rechazar esta teoría. ¿ En suma, cuál es vuestra crítica ? Tal vez esto ha sido ya tratado en un texto que no conocemos. Pero sería interesante para el conjunto del medio revolucionario saber cuál es su verdadera postura sobre esta cuestión más allá de un simple rechazo. Para nosotros, la teoría del parasitismo es ajena a toda la tradición de la Izquierda comunista y no es, para la dirección oportunista de la CCI, que un hoja de parra teórica que viene a esconder la prohibición de fracciones y oposiciones en la CCI. Manteniendo las proporciones, es el equivalente de la prohibición de las fracciones en el Partido bolchevique en 1921. Es la justificación teórica del abandono por la CCI de sus estatutos en particular en relación al derecho de fracción y es utilizada para someter, excluir e insultar a los oponentes indeseables.

Sería también interesante oíros sobre otras posiciones de la CCI que consideramos como oportunistas tal como el acercamiento con el anarquismo y la descomposición del capitalismo. Según nosotros, tan el parasitismo y el enfoque sobre las cuestiones de moral, posiciones que habéis criticado con justeza, como la apertura hacia el anarquismo y la descomposición son expresiones de la degeneración oportunista de la CCI. ¿ Qué opinan de esto los compañeros turcos ?

Lo que más nos sorprende es que, a pesar de vuestro rechazo de palabra de la teoría del parasitismo, lo estais aplicando de la manera más dura para caracterizarnos lo que demuestra, a nuestro parecer, confusión e incoherencia. « La sección turca condamnó este ataque provocador aun antes la Conferencia Extraordinaria volviéndose la primera sección de la organización a pronunciarse en contra. Sin embargo, los miembros de nuestra sección en el órgano central de la CCI no ha dejado de criticar el tono extremamente colérico del comunicado escrito en respuesta a este ataque, el entablar en polémicas con este grupo que no consideramos como proletario, las especulaciones hechas en el comunicado en relación a la vida interna de la CCI así como las comparaciones con la Stasi y Stalin y la afirmación que un progromo se estaba produciendo contra la CCI ». ¿ En qué nuestro Llamado es un ataque contra la CCI ? ¿ Porqué nuestro grupo no es considerado como proletario ? No lo decís.

Son aquí métodos de la fracción liquidacionista de la CCI :

1. Se afirma que los camaradas críticos atacan a la organización creando así un ambiante de fortaleza sitiada con miras a cerar filas alrededor del oportunismo;

2. Se ataca a la credibilidad de los camaradas críticos bajo diversos pretextos menos políticos unos que otros. Nos acordamos que en los años 30 cualquier crítica de la contra-revolución estalinista triunfante era calificada con el apodo de hitlero-trotskista.

La meta de este planteamiento es de acabar con toda crítica. Lo deberiais saber por haberlo experimentado vosotros mismos. Resulta que os habeis sometido al oportunismo sobre esta cuestión y que desde ese momento habeis cerrado filas con los camaradas que vosotros mismos criticabais. De allí vuestro ulterior posicionamiento que era más o menos centrista y que os ató las manos.

Escribimos nuestro Llamado precisamente para ayudar a los militantes críticos como vosotros al interior de la CCI. Intentamos daros armas políticas, la tradición de la Izquierda comunista, para vuestro combate contra el oportunismo. A causa de la teoría del parasitismo del liderazgo de la CCI, habeis visto nada más un ataque mientras no había sino un llamado. O sea, los arboles escondieron al bosque. ¿ Habeis leido nuestro Llamado ? ¿ Cuál es su contenido principal ? « Llamado a los camaradas de la CCI aún y sinceramente deseosos de inscribirse en el combate por el comunismo y que les conmueve lo que pasa, o ni siquiera comprenden nada: ¡no os dejéis embarcar en el silencio, ni en las autocríticas psicologizantes, rechazad el terreno del clanismo como explicación de las crisis organizacionales! Combatid en el terreno político contra esta política que, además de los delirios sobre la moral, la indignación revolucionaria, el odio de los clanes, etc., ha conducido a poner en cuestión las posiciones de origen de la CCI y del marxismo. La disciplina que se os trata de imponer no es la disciplina comunista. Es incluso su negación y os aniquila. Rechazad estos procesos indignos que no buscan más que destruir vuestras convicciones militantes y que desesperéis de la organización comunista. Nosotros podemos ayudaros. Nuestro grupos está presto a discutir con vosotros, a mantener correspondencia con vosotros, a rencontraros, para que vosotros podáis llevar a cabo el combate interno. Pero este combate, dada la situación y el clima interno de la CCI, dados los ataques, las presiones, los chantajes, las amenazas que sufriréis, las manifestaciones de hostilidad de camaradas que considerabais ayer aún como amigos, etc., no podréis llevarlo a cabo más que si os apoyáis en el conjunto del campo proletario y en las adquisiciones de toda la izquierda comunista. Hay que tratar de llevar a cabo un combate interno, pero apoyados en el conjunto de la Izquierda y, de ser posible, formando una minoría organizada, es decir, una fracción interna -basta con que se forme sobre la plataforma y los estatutos originales de la CCI.»

Así, no echan sobre nuestras espaldas vuestras proprias debilidades e inconsecuencias políticas al decir que « en los hechos, el texto provocador del GIIC hizo más daño a los camaradas críticos que a los demás y, especialemente a nuestro sección creando el sentimiento que la CCI estaba bajo fuego de ataque ». Os habeis sometido a la disciplina de cadaver de la facción liquidacionista de la CCI en lugar de luchar por los verdaderos principios de la Izquierda comunista.

Según nosotros, la mayor debilidad de vuestro texto queda en que nunca os relacionais con la tradición de la Izquierda comunista. No os basais sobre los combates contra el oportunismo que han jalonado la historia del movimiento obrero. He aquí, para nosotros, una señal de inexperiencia política a lo mejor, al peor una tendencia hacia el pantano ultra-izquierda y modernista. El problema es que al querer siempre reinventar la rueda, se olvida las lecciones de la historia, o sea que se olvida que los problemas con los cuales os, nos y el conjunto de la Izquierda, se confronta en este momento ya han sido en mayor parte tratados de manera más que suficiente por nuestros antepasados políticos. La selección de su nombre, Pale Blue Jadal, es significativo sobre este punto ya que, al primer vistazo, uno cree que se trata más de un cenáculo ultra-izquierda que de un grupo queriendo participar a la fundación del partido de clase. Os toca determniar donde se localizais sobre esta cuestión.

Sobre las cuestiones de organización y de militantismo, notais con justeza el disfuncionamiento de la centralización de la CCI : « en una reunión del ógano central de la CCI, el órgano central de la sección francesa intentó hacer votar la exclusión del delegado turco del órgano central de la CCI proclamando que la sección turca era un clan en la cual no se podía confiar. En una organización que se debe tanto al centralismo internacional, el hecho que el órgano central de una sección local pida la exclusión de un miembro del órgano central internacional durante una reunión de este era una situación tragicómica ». Sin embargo, para nosotros esta realidad no demuestra que los principios organizacionales de centralización de la CCI de origen sea malos, pero al contrario que la facción liquidacionista dirigiendo la CCI actual pisotea sin vergüenza los principios organizacionales y los estatutos de la CCI histórica. Pues no os seguimos cuando afirmaís que « el proceso llevo cada uno de nosotros a cuestionar ciertas posiciones esenciales de la CCI en materia de organización y de centralización ». Para nosotros, los principios organizacionales y los estatutos de la CCI son la expresión la más clara de lo que debería ser el partido de clase del punto de vista organizacional. Claro estas cuestiones pueden e incluso deben ser debatidas en el medio proletario. Pero, nosotros seguimos defendiendo la tradición ccista en materia de organización y, esto, contra la CCI actual.

Contra las teorías idealistas oportunistas de la CCI, lea nuestro panfleto - disponible en español...

Hay que reconocer que la CCI ya no representa más actualmente un polo de reagrupamiento para las nuevas energías revolucionarias que surgen desde la crisis del 2008. Sois una de sus manifestaciones. La CCI os integró muy mal del punto de vista político. Actuó de manera oportunista cuando os integró antes que el proceso de discusión hubiera alcanzado un cierto nivel de acuerdo político. En esto, traicionó una de las lecciones de ¿ Qué hacer ? de Lenin que ubicaba el acuerdo con el programa político como fundamental criterio de adhesión a un grupo político. Vuestras críticas fueron ignoradas o toleradas mientras la organización deseaba ampliarse y mientras vuestras críticas empezaron a volverse perjudiciales para la facción oportunista de la CCI, entoncés os habeis vuelto unos parias en el seno de la CCI. La responsibilidad no os incumbe. La culpa, la tiene la CCI que viola todos sus principios organizacionales de los cuales uno era de entender la discusión entre revolucionarios como un momento del proceso de homogeneización de la organización. La homogeneización política de una organización no es un punto de partido sinon un punto de llegada.

Como la CCI ya no es más que una secta que no tiene nada que aportar al proletariado, nos debemos dirigirnos hacia el último representante de la Izquierda italiana, la TCI. A pesar de sus debilidades y vacillaciones, la TCI permanece como una referencia histórica y política para el conjunto del medio proletariado así como para los nuevos militantes revolucionarios. Esto pasa por un reagrupamiento alrededor de la TCI. No quiere decir que debeis abandonar del día a la mañana todas vuestras posiciones políticas para aceptar en bloque las de la TCI. Esto quiere decir que debeis entablar un proceso de discusión con el conjunto de los grupos actuales de la Izquierda comunista a nivel internacional, en particular con la TCI, y que este proceso será un momento entre otros de la formación del partido de clase.

Robin, junio 2015.

Rosa Luxemburg sobre las teorías idealistas del revisionista Bernstein sobre la “sciencia humana”, la “democracía humana”, la “moral humana”

“Y así, la concepción del socialismo de Bernstein se derrumba totalmente (...) Porque cuando abandonó el socialismo científico perdió el eje de la cristalización intelectual en torno al cual se agrupan los hechos aislados en la totalidad orgánica de una concepción del mundo coherente.
Su doctrina, compuesta de pedacitos de todos los sistemas posibles parece, a primera vista, libre de prejuicios. Porque a Bernstein no le gusta que se hable de una “ciencia del partido” o, más precisamente, de la ciencia de una clase, así como no le gusta tampoco que se hable del liberalismo de una clase o la moral de una clase. Cree que logra expresar la ciencia humana, general, abstracta, el liberalismo abstracto, la moral abstracta.
Pero, puesto que la sociedad real está compuesta de clases que poseen intereses, aspiraciones y concepciones diametralmente opuestos, una ciencia social humana general, un liberalismo abstracto, una moral abstracta, son en la actualidad ilusiones, utopía pura. La ciencia, la democracia, la moral, que Bernstein considera generales, humanas, no son más que la ciencia, la democracia y la moral dominantes, es decir, la ciencia burguesa, la democracia burguesa y la moral burguesa.”

(Rosa Luxemburg, Reforma o revolució, , cap. El colapso, 1898)

Inicio


Notas:

[1. Publicamos un folleto sobre la cuestión de la CCI y esas nuevas teorías sobre la moral : http://igcl.org/Moral-proletaria-lucha-de-clases-y

[2. Todas la citaciones de Pale Blue Jade vienen de su blog : http://palebluejadal.tumblr.com/ La traducción al español es nuestra.

[3. http://igcl.org/El-20o-congreso-de-la-Corriente. Invitamos los camaradas de Turquía a que lean este texto sobre el 20e Congreso de la CCI al cual asistieron. Tal vez los camaradas apreciarán mejor el tono menos “polemico” de este texto. Sin embargo, cabe precisar que nuestro Llamado al campo proletario y a los militantes de la CCI (http://igcl.org/Una-nueva-ultima-crisis-interna-en) está en la continuidad con el primer texto.