Revolución o Guerra n°14

(Semestrial - Febrero 2020)

PDF - 433 KB
Aviso : No pudimos hacer verificar los artículos de este numero de la revista en español por compañeros de idioma castellano lo cual puede dificultar su lectura y, peor aún, provocar errores políticas. En tal caso, llamamos nuestros lectores a que se refieren a la versión francesa.

InicioVersión para imprimir de este documento Versión imprimir

Luchas obreras internacionales

Los diversos episodios de luchas y revueltas sociales masivas que han afectado a todos los continentes en los últimos meses responden a la ofensiva de clase de todas las burguesías nacionales y sus Estados. La crisis económica, las rivalidades económicas e imperialistas y la perspectiva de la guerra sólo pueden conducir a una exacerbación de los antagonismos de clase bajo el impulso de las clases dominantes. El período que ha comenzado puede caracterizarse como el de los enfrentamientos de clase masivos cuyo resultado determinará en gran medida la marcha hacia la guerra imperialista generalizada o la apertura de una perspectiva pre-revolucionaria. La información y el estudio de estos diversos enfrentamientos de clase es una de las tareas asignadas a los grupos comunistas para poder definir una comprensión general del curso de los acontecimientos históricos, siempre determinado por la relación de fuerza entre las clases, por la lucha de clases, y para desarrollar su capacidad de intervención como vanguardias políticas del proletariado.

Limitados por el espacio y la frecuencia de nuestra revista, tuvimos que elegir entre estas diferentes movilizaciones obreras y populares, entre aquellas con características proletarias. Además de la información que los medios burgueses internacionales no pueden silenciar, el lector puede referirse – lo invitamos a hacerlo – a la prensa revolucionaria y más particularmente a la comunista. Los sitios web de la Tendencia Comunista Internacionalista (http://www.leftcom.org), del PCI-Le Proletaire (http://www.pcint.org/), por mencionar sólo los grupos comunistas más activos [1], o la revista A Free Retriever’s Digest (https://afreeretriever.wordpress.com/) y Nuevo Curso (https://nuevocurso.org/) mencionaron ampliamente y tomaron posición sobre diferentes luchas en los continentes americano, asiático y europeo.

Elegimos aquí informar y tomar posición sobre tres luchas proletarias que nos parecen, por sus respectivas características y dinámicas, mostrar tanto el camino a seguir como el futuro de la lucha de clases; y, a través de sus límites, el terreno principal de confrontación de clases, el que el proletariado debe asumir y dirigir si quiere ser capaz de frustrar las trampas sindicales y políticas que conducen a la derrota y despejar su camino revolucionario. Las huelgas de diciembre-enero en Francia – la movilización sigue en curso en el momento de escribir este artículo, aunque las huelgas hayan cesado en su mayor parte – han planteado claramente la cuestión de la confrontación política con el Estado burgués, con su fuerza policial, por supuesto cada vez más violenta, pero sobre todo con sus fuerzas políticas y sindicales de izquierda, para poder extender la lucha, aquí la huelga, a todos los sectores proletarios de Francia. La huelga de la General Motors en Estados Unidos relativiza, incluso desmiente, el mito de una clase obrera americana que sólo puede votar por Trump. Al mismo tiempo, confirma que cualquier lucha que quede en la corporación, aquí el sector automovilístico, impuesto por el aparato sindical como órgano del Estado capitalista, está condenado al fracaso. Finalmente, ampliamente ignorada por los medios de comunicación internacionales, la iniciativa proletaria en Finlandia – país campeón mundial de la felicidad según un estudio burgués – de una huelga en Correos y su comienzo de extensión a todos los principales sectores del país logró hacer retroceder a la burguesía finlandesa, momentáneamente por supuesto. A diferencia del proletariado de Francia, que no tuvo éxito, a pesar de su combatividad y experiencia, para disputar el control y la dirección de la lucha a los sindicatos, el proletariado de Finlandia tomó la iniciativa de la lucha e impuso su calendario, debilitando aún más el dominio y el control de la confrontación por el Estado finlandés y de sus fuerzas sindicales y políticas.

Estamos sólo en el comienzo de los enfrentamientos históricos de clase. Pero la experiencia nos enseña ya que el proletariado no podrá evitar comprometerse resueltamente en la lucha política, en la confrontación política, contra las fuerzas del Estado burgués que son los sindicatos y los partidos de izquierda y izquierdistas, tanto burgueses como los de derecha. Reclamar, luchar, disputar, controlar la dirección política de cada lucha, su terreno y sus plazos, contra el sabotaje sindical es el camino que los trabajadores de la General Motors no lograron ver, el camino que los proletarios de Francia entrevieron pero no pudieron asumir, el camino que el proletariado de Finlandia pudo – sin duda en circunstancias particularmente favorables que probablemente no se repetirán – asumir en parte y provocar así un retroceso de la burguesía.

Revolución o Guerra, 30 de enero 2020.

Inicio


Notas:

[1. También podríamos mencionar el sitio web de la CCI (https://world.internationalism.org/). Sin embargo, las posiciones de este grupo sobre las luchas obreras casi siempre conducen a una posición derrotista sobre las luchas obreras, obligación de la teoría de la descomposición, y a una visión idealista pequeñoburguesa de la lucha de clases que se manifiesta denunciando como trampas, o maniobras de la burguesía, las luchas que no son "puras y autoorganizadas" porque no están liberadas de las fuerzas sindicales y de izquierda. No podemos desarrollar más aquí.