Comunicado

InicioVersión para imprimir de este documento Versión imprimir

¡Hacer todo lo posible para ayudar al sector privado a participar en la huelga! ¡Hacer todo lo posible para ampliar la lucha! ¡Hacer todo lo posible para que la huelga se extienda a todos los sectores! (11 de diciembre 2019)

(11 de diciembre 2019)

Entrenar, animar, ayudar a los trabajadores del sector privado a participar en la lucha y la huelga es la prioridad del día ¡si queremos hacer retroceder al gobierno! Bloquear el transporte no será suficiente. La simpatía pasiva, que pone la mayor parte del peso de la lucha en los trabajadores ferroviarios y en los trabajadores de la RATP [bus, trenes y metro de la región parisina], sólo puede conducir a un callejón sin salida y al agotamiento de los huelguistas. La ventana, la oportunidad, la ocasión, para entrenar y extender la huelga a los proletarios del sector privado sigue ahí. Al menos hasta el próximo martes 17 y las manifestaciones de ese día. Después de este, es muy posible que la huelga, reducida en su mayor parte a los ferroviarios y a los trabajadores de la RATP, se reduzca a una lucha de ’prueba de fuerza’ sin otro objetivo que el de durar el mayor tiempo posible. En este juego, la burguesía y todo el aparato estatal serán los más fuertes. Controlarán la situación, aunque sólo sea a través de los sindicatos, y podrán esperar a que la lucha termine por sí sola. Como para los trabajadores ferroviarios en 2018.

Ya es extraordinario verlos de nuevo en el combate y estar en el centro de la movilización un año y medio después de la amarga derrota que sufrieron como resultado de las tácticas sindicales de los días de acción y de las días de huelga dispersados. Pero si se quedan solos con los proletarios de la RATP (y de otros sectores), e aun cuando se les unen en ’días de acción’ - como el próximo martes 17 de diciembre - los trabajadores de la administración pública, la educación en particular, o los estudiantes y los jóvenes, el gobierno no retrocederá. Para convencerse de esto, basta con leer el discurso del Primer Ministro E. Philippe de hoy (miércoles 11 de diciembre). Después de una semana de huelgas y manifestaciones bloqueando el transporte, ¡no renunció a ninguna de sus medidas!

El ataque es importante. Nada nuevo, todo el mundo lo sabía. Pero aún peor, E. Philippe ya anuncia el mundo que el capitalismo nos impone y quiere imponer aún más: ¡precariedad y miseria generalizada! Así es como justifica su plan de pensiones. « Con razón podemos querer cambiar todo eso: volver al pleno empleo, limitar la precariedad.... Pero este es el mundo en el que vivimos y es sabio ver el mundo tal como es. Debemos construir la protección social del siglo XXI teniendo más en cuenta las nuevas caras de la precariedad. ».

En resumen, después de décadas de implacable deterioro de nuestras condiciones de vida y de trabajo, de sacrificios de todo tipo, el gobierno y todo el aparato estatal - y esto es cierto en todos los países - redoblarán sus ataques una vez que su ’reforma’ haya terminado. Para el capitalismo francés, para la burguesía, el reto es tan importante que están dispuestos a ’soportar’ largas huelgas de transporte mientras mantengan el control de las mismas, especialmente gracias a los sindicatos. Recordemos su desconcierto ante los chalecos amarillos que eran "incontrolados". Incontrolados por el Estado a través de sus fuerzas sindicales y políticas, incluidas las de izquierda. Por eso también hay que extender la lucha, por eso los trabajadores del sector privado (y todos los que aún no están en huelga) deben empezar a meterse en huelga si queremos imponer una relación de fuerzas fuera de su control que asuste un mínimo a la burguesía y obligue al gobierno a retroceder.

Hacer huelga en el sector privado, y a menudo también en el sector público (La Poste [correo] por ejemplo), se ha vuelto particularmente difícil y los primeros en lanzar una huelga se arriesgan mucho, las amenazas, las sanciones, la supresión de los bonos y promociones, y el despido, debido a los métodos totalitarios y represivos del management moderno Por lo tanto, se debe ayudar a los trabajadores del sector privado, y a todos los que aún no están en huelga, a unirse a la lucha. Ninguna ilusiones, los sindicatos no organizarán esta extensión, la frenarán o incluso se opondrán a ella. Por lo tanto, los huelguistas y todos los que los apoyan deben organizarse y hacerse cargo de ella en las ciudades, distritos y regiones.

¡Extensión de la huelga al sector privado!

¡Movilicémonos por la extensión y generalización de la lucha!

¡Por todas partes comités de trabajadores o Asamblea General para organizar la generalización!

¡Delegaciones masivas a fábricas y empresas privada

¡Todos en huelga!


11 de diciembre 2019
Grupo Internacional de la Izquierda Comunista (Revolución o Guerra)

Inicio