Comunicado

InicioVersión para imprimir de este documento Versión imprimir

Nuevo ataque de la CCI contra el campo proletario internacional (1ero de enero 2020)

La CCI acaba de lanzar una campaña internacional de rumores y calumnias contra el grupo comunista Emancipación y su blog Nuevo Curso (https://nuevocurso.org/). La publicación simultánea de este texto en todos los idiomas a su disposición expresa la importancia que se le quiere dar. Al insinuar que un miembro de Nuevo Curso está vinculado al Partido Socialista español, lo acusa, de hecho, de ser un agente provocador en nombre del PS y del Estado burgués. Y, por cierto, aprovecha la ocasión para acusarnos de complicidad con esta supuesta provocación contra la Izquierda comunista. Pero es cierto que para la CCI somos una oficina de la policía, así que no es sorprendente que nos denuncie una vez más.

No entraremos en el podrido campo de la personalización de las cuestiones políticas que, al sustituir las diferencias y posiciones políticas por la psicología y la teoría del parasitismo, reduce el grupo Emancipación y Nuevo Curso a la supuesta trayectoria individual de un militante y pretende aniquilar el crédito político del grupo. Si nos quedamos en el terreno político, es difícil ver qué interés tendrían el PS y el Estado español en crear desde cero un grupo como Nuevo Curso cuya denuncia del carácter capitalista del propio PS es sistemática. Y que, por otra parte, ha desempeñado un papel activo en la aparición y reagrupación internacional de nuevas fuerzas revolucionarias y comunistas, en particular en el continente americano. Sin embargo, para la atención de quienes se sentirían intimidados por la acumulación de los supuestos cargos contra Nuevo Curso y que sucumbirían al "no hay humo sin fuego", debemos señalar que hasta la fecha no hemos notado ninguna provocación, maniobra, denigración, calumnia o rumor, lanzado por los miembros de Nuevo Curso, ni siquiera a título individual, ni tampoco ninguna política de destrucción contra otros grupos o militantes revolucionarios. De hecho, es la CCI la que ha desarrollado estas prácticas durante décadas bajo el disfraz de su teoría de la descomposición y el parasitismo, y que vuelve a retomar en esta ocasión. No es la primera vez, ni mucho menos, que carga a otros con sus propias acciones repugnantes.

Lo mismo ocurre con su único reproche "político": Nuevo Curso no ha respondido a las críticas, incluidas las nuestras, de su reivindicación histórica con la Oposición de Izquierda Trostkista de los años 30. Pero, ¿qué autoridad puede tener la CCI en esta materia, cuando se niega obstinadamente a responder públicamente a aquellos, de los que también somos parte, que apuntan su sucesivos y gravísimos abandonos de los principios marxistas? En particular el de su último congreso que liquida el principio fundamental y central del marxismo de la lucha de clases como motor de la historia : « la dinámica general de la sociedad capitalista (...) ya no está determinada por la relación de fuerzas entre las clases » (Resolución del 23° congreso de la CCI).

El significado político de esta campaña internacional es claro. Su objetivo es pudrir y socavar el proceso internacional de surgimiento, desarrollo, reagrupamiento y clarificación política que se está llevando a cabo actualmente, como señalamos el verano pasado : « la CCI está lanzando ahora un verdadero ataque parasitario – por utilizar sus propias palabras – contra estas fuerzas, en particular el Gulf Coast Communist Fraction, tratando de convencerles de que debaten en prioridad del parasitismo. Poco importaba para la CCI que el GCCF haya expresado su desacuerdo sobre esta cuestión, el hecho mismo de haber sucedido a hacerle aceptar una reunión sobre este tema, en lugar de cuestiones políticas relacionadas con la experiencia y las lecciones programáticas de la Izquierda Comunista, ya es en sí mismo una trampa para nuevas fuerzas sin experiencia. Porque el debate sobre la validez o no del parasitismo con la CCI se aleja inevitablemente del terreno político, de los debates y de las relaciones políticas, en beneficio del terreno nauseabundo y destructivo de la psicología de los individuos y de los supuestos comportamientos individuales – que los camaradas no pueden verificar de todos modos y a los que los "acusados" sólo pueden responder cayendo en el mismo terreno » (Revolución o Guerra #12, Balance y perspectivas del 23° Congreso de la CCI, julio 2019).

Desacreditar y tratar de suprimir cualquier otra fuerza comunista que no se ajuste a su teoría de la descomposición y el parasitismo se ha convertido en una constante de la CCI. ¿No denunció públicamente y sistemáticamente a sus antiguos miembros como parásitos, agentes provocadores e incluso policías? ¿No emitió una resolución interna pidiendo la destrucción de la TCI (ex-BIPR) en su 16º Congreso en 2005? Hoy es el turno de Nuevo Curso. Pudrir la confianza de las nuevas fuerzas revolucionarias hacia todo el campo proletario, hacia las otras fuerzas de la Izquierda comunista, es otra. ¿No se apresuró, una vez más, a pedir una reunión con el GCCF sobre sus acusaciones contra Nuevo Curso?

Debilitar y si es posible destruir cualquier intento, cualquier proceso de reagrupamiento y de lucha por el partido se ha convertido en la principal, si no única, meta de la CCI de hoy.

El Grupo Internacional de la Izquierda Comunista, 1° de Febrero 2020.

Inicio